Herbert Marshall McLuhan fue profesor de la literatura inglesa y filósofo Canadiense. Mcluhan dedicó su investigación al estudio y desarrollo sobre los medios de comunicación, la influencia en la sociedad que éstos tienen y fue un visionario totalmente futurista sobre la sociedad informacional con el desarrollo de las nuevas tecnologías.

Es a McLuhan a quien los científicos sociales le debemos el término, Aldea Global para estudiar todas las interconexiones humanas a escala global, así como distintos grados de interdependencia, así que para entender la teoría de McLuhan debemos primero saber sus principales ideas sobre las comunicaciones:

Somos lo que vemos.
Formamos nuestras herramientas y luego éstas nos forman.
Todas estas nuevas interconexiones informáticas y desarrollo de los medios de comunicación masivos no tuvieron un cambio radical sino hasta treinta años después de la Segunda Guerra Mundial. Es entonces durante parte de la Guerra Fría cuando se desarrolla lo que podemos llamar de acuerdo a la McLuhan como una nueva Galaxia en los medios de comunicación. No desaparecieron, sino que se reestructuraron y reorganizaron en pantallas que hoy conocemos como la televisión, dejando así a la radio con una audiencia distinta.

Esta nueva era de la comunicación audiovisual tuvo tanto impacto a nivel internacional que fue el instrumento perfecto de control político y social de muchas fuerzas políticas que intentaban crear una imagen social y un contexto específico. Ello, a pesar de ser una excelente forma de dominación tuvo de nuevo un cambio con el desarrollo de las nuevas comunicaciones durante la década de 1980. Nuevas tecnologías volvieron a transformar el universo de los medios de comunicación. Éstas tuvieron tanto éxito que la actividad tecnológica que las sociedades emprendieron con distintos medios audiovisuales comenzó a incrementar de forma sostenida, con medios de comunicación cada vez más globalizados, tales como tales como los walkman, discman, videocaseteras, televisión de paga, radio, periódicos, etc.

El resultado de toda esta nueva red de telecomunicaciones fue un creciente y concentrado desarrollo empresarial y tecnológico, con un grado de interdependencia debido a la dinamicidad de la globalización, así como su control institucional. Sin embargo, el genio McLuhan, en su teoría deja a las telecomunicaciones con un sentido de utilización única y no de forma interactiva.

Es entonces en la década de los 80, cuando las nuevas interacciones de las comunicaciones se lanzaron como dos experimentos masivos que Ithiel de Sola Pool llamó “Tecnologías de la Libertad”. El primero fue conocido como “El Minitel francés” para encaminar a Francia a la sociedad de la información, y el segundo se conoció como el Aparnet, este sería utilizado como una estrategia militar para conseguir redes de comunicación que sobrevivieran a un ataque nuclear. El internet, por otro lado es una iniciativa estadounidense de radio de acción mundial, iniciada, con respaldo militar, por las empresas informáticas y financiada por el gobierno estadounidense para crear un club mundial de usuarios del ordenador y bancos de datos.

Ahora bien es éste último el que hoy en día representa la espina dorsal de las comunicaciones globales, es una red que conecta prácticamente todas las redes del ordenador y establece relaciones entre prácticamente todo el mundo. Aún así hoy en día existe una gran desigualdad en el uso y acceso del mismo entre los países más desarrollados que la periferia. Sin embargo podemos decir que existe un consenso internacional de ampliación pero al mismo tiempo de organización de las redes internacionales de información, dado que su capacidad es tal que la información a la que tenemos acceso la mayoría de las personas aún se encuentra desorganizada y sumamente diversificada.

“La www permitió el agrupamiento de intereses y proyectos en la red, superando la caótica y lenta búsqueda previa a su existencia. En virtud de estos agrupamientos, los individuos y organizaciones pudieron interactuar de forma significativa en la que se ha convertido, literalmente, en la telaraña mundial de comunicación interactiva” (Armstrong).

Es muy importante saber que la red militar, científica y de contracultura nació en las aulas universitarias y que este origen universitario de la misma ha sido y es decisivo para el desarrollo y la difusión de la comunicación electrónica por todo el mundo.

Con el desarrollo del internet, lo que los usuarios deberemos pagar por una red tan diversa y de tales magnitudes es la comunicación informal, una ampliación de la comercialización del ciberespacio, información sumamente diversificada y una creciente red de usuarios donde la vida privada y personal serán dos elementos de difícil control.

Anuncios