Montevideo, 6 de junio (Télam).- La Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) informó que el comercio entre los países miembros creció 1,1% en abril, con lo cual acumula ya nueve meses de repunte.

El intercambio intrarregional se viene recuperando “de una forma lenta y dificultosa” de la caída registrada en el primer semestre del año pasado, señaló el indicador de tendencia del comercio intrarregional (TENCI), elaborado por el organismo.
La ALADI destaca, en este sentido, que el comercio entre los países del área se ubica aún 0,1% por debajo del nivel máximo, alcanzado a fines de 2011.
Según el informe, el repunte del comercio intrarregional viene siendo liderado por las ventas brasileñas a la región, y en particular a la Argentina.
“Este flujo de comercio experimentó una caída persistente durante el año 2012, pero hacia fines de dicho año se comenzó a recuperar”, señala la ALADI.
Actualmente, agrega, el comercio argentino-brasileño “no sólo registra un crecimiento importante, sino que además evidencia una tendencia a la aceleración de su ritmo de expansión”.
A la vez, el ritmo de crecimiento de la actividad económica en la región muestra “algunos signos favorables”.
La desaceleración se frenó hacia fines del año pasado e incluso se revirtió levemente entre el tercer trimestre del año pasado (2,3%) y el cuarto (2,8%), consigna el informe.
Adicionalmente, la principal economía importadora de la región “viene mejorando su desempeño”: el ritmo de expansión del PIB en Brasil volvió a aumentar moderadamente (de 1,4% a 1,9%) entre el cuarto trimestre de 2012 y el primero de 2013.
Las exportaciones globales de la región, en tanto, registraron un crecimiento moderado en abril (0,6%).
Pese a la tendencia positiva en la materia desde mediados de 2012, “su ritmo de expansión es muy débil” y las ventas externas se encuentran aún 2,2% debajo del máximo, alcanzado en julio de 2011.
La ALADI destaca, no obstante, que la suba de exportaciones en abril fue la mayor desde que se inició esta “débil recuperación”.
El informe atribuye la falta de dinamismo de los envíos regionales a la desaceleración de la economía mundial, cuyo ritmo de crecimiento bajó de 4,4% a 2,9% entre el primer trimestre de 2011 y el cuarto de 2012.
Las estimaciones del primer trimestre (2,9%) muestran que el ritmo de expansión global se mantendría estable, lo cual “ha repercutido negativamente en la demanda externa por los productos de la región y, en particular, en los precios”.
La cotización de los rubros básicos exportados por la ALADI se encuentra actualmente bastante por debajo (-16,8%) de los niveles máximos alcanzados a comienzos de 2011, y en abril cayeron 4,4% respecto del mes anterior.
Por el contrario, las importaciones totales del área evidencian una tendencia positiva más firme, y en abril crecieron por octavo mes consecutivo (1,1%) debido al “saludable crecimiento” que muestra la actividad económica en la región.
De hecho, las compras globales ya superaron a la moderada caída (-3%) registrada entre setiembre de 2011 y julio de 2012, y alcanzaron en abril pasado un nuevo máximo histórico.

Anuncios