La Sociedad Civil y las Organizaciones Políticas

Quienes siguen las discuciones de los últimos meses no pueden menos que tomar cononocimiento de una insatisfaccion general con “la política”. En primer lugar, esta insatisfacción está relacionada con una determinada clase política. Sus raices se encuentran en la crisis en la que se ve sumida la democracia en el Peru debido a escandalos en los poderes del Estado y a su incompleto esclarecimiento.

Sin embargo, lo que diferencia el hastío actual de otros estados de ánimo coyunturales de la sociedad es, entre otros factores, que se conjuga con una sensación general de incertidumbre sobre lo que verdaderamente puede alcanzar la política. Los veloces cambios comprendidos en el término globalización y los profundos quiebres en los mercados laborales estremecen  y hacen insegura la vida cotidiana de la gente. En vista de la globalización, del “share holder value”  y de la creciente importancia  de los vínculos internacionales – ¿Qué debe, qué puede hacer la política? Incluso ya se habla de la “marginación de la política” en su totalidad.

Yo creo que precisamente lo contrario es necesario: el retorno de la política con instituciones fuertes y sólidas. Los grandes temas de ésta época  solamente pueden ser resueltos mediante la actuación política. Y la estructuracion básica se plantea en términos de:  Cómo podemos organizar la seguridad y la justicia en la “sociedad del saber”; cuál orientación cultural y social queremos legar a nuestros hijos en la era del internet;  cómo debe organizarse el Estado en una sociedad que está sujeta a cambios dramáticos.

En todo caso, para ello  la política debe recordar sus tareas centrales.  Y éstas no son únicamente: regular las relaciones comerciales y sociales mediante el derecho y la ley, sino también: buscar respuestas  a las esperanzas y temores  de la gente. Sobre todo, para las organizaciones políticas  es tiempo de encarar los grandes temas socio-políticos. Por decirlo así: debemos desarrollar un “proyecto social”: ¿Cómo queremos  alcanzar en el futuro justicia y participación, solidaridad e innovación; cómo podemos configurar una sociedad que no margine y que permita que todos desplieguen de la mejor forma sus capacidaddes?, ¿Cómo podemos fomentar la iniciativa, proteger a los miembros débiles de la sociedad y motivar a los más fuertes para que realicen su aportacion?

Estos son los temas  sobre cuyo trasfondo debemos discutir las reflexiones actuales sobre un fortalecimiento y renovación sustancial de la sociedad civil.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s