EL CAMBIO CLIMATICO Y LA COOPERACION

El cambio climático es el asunto global más importante de nuestro tiempo y el mayor reto al que enfrenta la humanidad. Se trata de una crisis creciente que conlleva preocupaciones ambientales y tiene repercusiones en la economía, la salud, la producción de alimentos, la estabilidad  y el comercio.

Según los expertos en medio ambiente y clima se han aumentado en un tercio la concentración de carbono en la atmósfera, pasando de unas 280 partes por millón de CO2 en la era preindustrial a unas 389 partes por millón en la actualidad. Y bien se sabe que el dióxido de carbono  es el principal gas de efecto invernadero, la principal causa antropogénica del cambio climático y el principal motivo de acidificación de los océanos. Gran parte del CO2 emitido a la atmósfera hoy en día permanecerá allí durante siglos, causando un cambio climático que también afectará a las futuras generaciones durante siglos, a menos que aprendamos a invertir el aumento de CO2 mediante procesos deliberados. Más aún, a medida que vayamos reduciendo la contaminación del aire, es probable que eliminemos partículas de polución que actualmente enmascaran parte de los GEI (gases de efecto invernadero).

El cambio climático conlleva a más sequías, más inundaciones, pérdidas de agua de riego, lluvias más intensas, huracanes más devastadores y mucho más, por supuesto, con un alto grado de variación en todo el globo. También es probable que el aumento de las temperaturas cause el deterioro del rendimiento de las cosechas en muchos lugares, sobre todo en los trópicos, debido al estrés térmico.

Ahora bien,  en un enfoque proactivo para abordar el cambio climático se puede abrir oportunidades en nuevos mercados y crear nuevas perspectivas de negocio en los países en desarrollo. Muchas empresas están descubriendo que el comercio sostenible para el medio ambiente es bueno tanto para el planeta como para el propio negocio.

En todo el mundo en desarrollo, nuevas iniciativas de reducción de las emisiones de carbono, combinadas con el creciente potencial del comercio multipolar de bienes y servicios ambientales, están sentando las bases del crecimiento económico.

La urgencia de intervenir frente a los retos del cambio climático invita a innovar el pensamiento y la cooperación. Necesitamos políticas y prácticas que amplíen las oportunidades de comercio sostenible y protejan nuestro mayor recurso: el medio ambiente.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s