El sector de la distribución hoy en día opera en un entorno competitivo radicalmente diferente al de hace unos años debido, entre otras razones, a la propia globalización, a un continuo proceso de concentración, a un cambio de poder de los miembros del canal y a la aparición de nuevos formatos de venta, como Internet y el teléfono móvil.

Por otra parte, el desarrollo de las nuevas tecnologías de la información ha supuesto un cambio radical en la forma de relacionarse, de buscar información y por supuesto de comprar gracias especialmente a Internet, una de las innovaciones recientes más visibles.

El crecimiento del comercio electrónico en nuestro país es constante, pero más lento de lo esperado, entre otros motivos porque Internet tiene unas características peculiares que le diferencian de otros medios y lugares de compra.

 Así, entre sus características se encuentran el anonimato, la ausencia de contacto físico con la otra parte, la necesidad de divulgar ciertos datos a una empresa virtual, la preocupación por temas como la seguridad y la privacidad y la falta de familiaridad con ese medio.

Por tanto, para el éxito en el mercado virtual, es fundamental que la empresa se preocupe por ofrecer un sitio web de calidad, por desarrollar una reputación de marca, por conseguir la satisfacción y confianza del consumidor y finalmente por lograr consumidores leales.

Ante esta situación, es muy importante que el gobierno fomente  una alianza estratégica con el sector público-privado con el fin de planificar y diseñar estrategias de atracción y aplicación de compradores on-line.

El Plan E-Commerce cumpliría  como objetivo principal  el estudio de la situación actual electrónico en función de múltiples parámetros -confianza, riesgo, satisfacción, lealtad, implicación, motivos y frenos a la compra on-line, características personales—con información secundaria y de empresas, para finalmente proponer recomendaciones a las empresas de venta on-line que les ayuden en la planificación y diseño de tácticas de marketing y publicidad.

Las líneas futuras sobre comercio electrónico está en nuestras manos necesitamos la decidida participación del gobierno y el apoyo de las organizaciones que apoyan y representan a la mediana y pequeña empresa.

Anuncios