El sector de textiles  y vestido se enfrenta en la actualidad a enormes retos. A partir del 2005, las importaciones procedentes de países miembros de la OMC han dejado de estar restringidas por los contingentes,  ya que van desapareciendo los límites cuantitativos de las exportaciones de textiles y vestido procedentes de países en desarrollo y el comercio se rige por las disposiciones del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio.

Perú debe centrar sus esfuerzos en el desarrollo de una estrategia para el sector de la confección, que comprenda la evaluación comparativa, el aprovisionamiento de tejidos, accesorios con marca y el desarrollo de productos y mercados, así como el fomento de las aplicaciones digitales utilizadas en el comercio de la confección.

Los proveedores, fabricantes y minoristas de productos textiles estrechan cada vez más su colaboración en un intento por reducir el tiempo que transcurre desde que se detectan las nuevas tendencias hasta que la nueva colección de moda aparece en los escaparates de las tiendas. Pero ¿Cómo funcionan estas estrategias de cooperación a escala mundial cuando los operadores están domiciliados en diferentes continentes? La clave está en el intercambio de información y en la gestión de las actividades comerciales a través de las aplicaciones digitales.

La integración de tecnologías de la información y sistemas de comunicación cada vez más sofisticados en los procesos empresariales de los minoristas del vestido y de los fabricantes de países en desarrollo está cambiando las prácticas empresariales del comercio de textiles y vestido. Los minoristas hacen uso cada vez mayor de tecnologías de la información para su aprovisionamiento, incluidos los sistemas de información armonizados (por ejemplo, para colores y tallas) y los sistemas de gestión de proveedores basados en la web. Esta tendencia es mayor en los Estados Unidos  que en Europa, aunque es probable que aumente entre los grandes minorista UE.

En conclusión, el creciente uso de las tecnologías de la información en el comercio textil es también una respuesta a los retos de la eliminación gradual de los contingentes a partir del 2005, porque los minoristas pueden proveerse allí donde deseen y en las cantidades que deseen. Los fabricantes de ropa de países en Perú deben mantenerse en sintonía con estos avances y adaptar sus procesos empresariales como corresponda.

Anuncios