En un mercado cada día más competitivo, la asociación y coordinación de las micro y pequeñas empresas es una necesidad vital y además urgente. El desafío para los gobiernos, las empresas y los organismos de fomento es armar ese rompecabezas lo mas rápido posible porque la competencia internacional no espera.

Uno de los modelos de integración más atractivo es el de los clúster. Se trata de concentraciones de pequeñas empresas que están ubicadas en una misma región u organizadas en torno a una misma actividad, que actúan coordinadamente y que participan en cadenas exportadoras. El concepto surgió en Italia y ahora los países latinoamericanos intentan emularlo.

En el caso peruano no hay una política de estado decidida a apoyar las exportaciones de la micro y pequeñas empresas. Las cadenas productivas no caen del cielo se necesita la intervención gubernamental.

Los países asiáticos conquistaron muchas ventajas competitivas con una política pública deliberada; rechazaron en su momento las propuestas políticas de no intervención por parte del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. En el Perú no es suficiente atraer grandes empresas multinacionales al país si éstas no entran en el tejido productivo de la economía; para hacerlo deben crear una red de empresas nacionales abastecedoras que sean competitivas y con insumos de calidad.

Paralelamente para que haya éxito el gobierno deberá ofrecer capacitación, buena infraestructura, zonas francas industriales y comerciales, combinado con un conjunto de  políticas que incluyan incentivos y subsidios que nos lleven a ser un país exportador con desarrollo sostenible.

Asimismo, es necesario que el sistema institucional esté bien definido, con agencias reguladoras que ofrezcan una normativa necesaria y eficiente al desarrollo de la cadena productiva.

Tenemos que generar una nueva cultura, con la apertura comercial, las micro y pequeñas empresas enfrentan la competencia de empresas de clase mundial  dentro y fuera del país. No hay alternativa las empresas tienen que internacionalizarse, exportar no puede ser una estrategia marginal, sino una decisión racional estudiada.

 Los tratados de libre comercio firmados con diversos países no tendrán ningún horizonte si no hay políticas de desarrollo, aprovechemos la genialidad innata del hombre peruano.

Anuncios